Somascos a guarda

Orientaciones didácticas

Este nivel de la Educación Infantil tiene como finalidad satisfacer las necesidades físicas, afectivas , cognitivas y sociales de los niños de 2 años. A ello contribuye un ambiente cálido y seguro, donde los niños podrán llevar a cabo un conocimiento gradual del entorno y adquirir los recursos necesarios para desarollarse en él.

El educador debe organizar y planificar todos los medios, tanto físicos como pedagógicos, para favorecer este desarollo, pero siempre teniendo en cuenta y respetando las características, los deseos y sentimientos individuales de los niños que tendrán a su cargo.

El proceso de aprendizaje se desenvolverá no sólo partiendo de su maduración personal, si no también de las posibilidades que se le ofrezcan para interaccionar con su ámbito, al cual contribuye de modo notable la organización de los espacios, los materiales y los tiempos.

LA ORGANIZACIÓN DE LOS ESPACIOS

En la escuela infantil, la acción educativa se puede desarollar en cualquier lugar, de aquí que se deba considerar el espacio como un recurso didáctico más, por lo que resulta importantísimo su organización y planificación en función de los objetivos que pretendemos, de la edad de los niños y siempre bajo criterios de flexibilidad, que nos permitirán adaptar este espacio en función de las necesidades de cada momento y de las diferentes actividades diarias.

LA ORGANIZACIÓN DE LOS MATERIALES

Motivados por la curiosidad, los niños exploran su entorno y los elementos que en él se encuentran a través de la manipulación, observación y experimentación. Partiendo de esta espontánea actitud de los niños, podemos conseguir que hagan nuevos aprendizajes y , para esto, es de gran importancia contar en el aula con materiales bien seleccionados, que permitan su uso como elementos de juego y de trabajo válidos para desarollar capacidades y habilidades.

Toma especial importancia la preparación del material y su adecuación a los objetivos planteados, vigilando en todo momento la capacidad de estímulo de cada objeto y procediendo a su substitución en virtud de los cambiantes intereses de los niños y las niñas.

Aunque puede haber materiales específicos de una o otra edad, a la mayoría de ellos se le puede dar un enfoque diferente dependiendo del momento y de la actividad que se quiera hacer.

Cada rincón deberá contar con el material necesario, distribuido de tal forma que a los niños les sea fácil acceder a él. Es más recomendable cambiar de vez en cuando los materiales, que ofrecerles demasiados, lo que provoca que los niños se despisten y se sientan agobiados, o que sean pocos, lo que provocará conflictos y limitará la actividad lúdica.

Debemos tener en cuenta una serie de condiciones, que debe cumplir todo el material didáctico:

- Ser seguro.

- Ser resistente y duradero.

- Ser de utilidad para los objetivos propuestos.

- Ser atractivos.

- Que sirva de instrumento de juego, que le permita al niño actuar y no sólo observar.

ORGANIZACIÓN DE LOS TIEMPOS

El tiempo es otro elemento que influye en la práctica educativa, y como tal debe ser planificado. Las necesidades biológicas del niño son las que se definen, en un principio, los ritmos y frecuencias necesarias para la organización temporal en este nivel.

Para la organización del tiempo se debe evitar la excesiva división del mismo, y también la rigidez. Los períodos de actividad, descanso, juego, comida o higiene deben ser previstos, aunque es igualmente importante asegurar cierta flexibilidad que permita respetar el ritmo individual de cada niño.

Algunos aspectos que se tendrán que considerar a la hora de confeccionar el horario, son:

- Relación entre los períodos de actividad, comidas y descanso.

- Alternancias entre el juego interior y exterior.

- Alternancia entre juego libre y actividad escolar.

- Sucesión de actividades colectivas e individuales.

- Cambio de una actividad a otra, ya que todas requieren una preparación y una finalización.

RUTINAS DIARIAS

Partiendo del hecho de que para los niños el tiempo está relacionado con la actividad, o estableciemento de las rutinas se convierte en necesario. Permitirá a los niños diferenciar los distintos momentos del día, lo que les proporcionará seguridad y equilibrio, ya que pueden prever lo que va a suceder, y le ayudará en la constitución progresiva del concepto de “tiempo”.

CONTROL DE ESFÍNTERES

Controlar los esfínteres significa ser capaz de manejar por voluntad los músculos que retienen o liberan la orina y los excrementos.

Este es un paso de gran importancia para el desarollo mental, emocional y social del niño.

Antes de empezar este control, deben darse los factores esenciales.

El niño debe estar maduro, es decir, debe tener la coordinación muscular necesaria que le permitirá contraer y distender los músculos intestinales y de la vejiga por voluntad en el momento y sitio apropiados.

El niño debe ser capaz de comprender lo que se pretende de él, y mostrar interés en querer conseguirlo.

¿Cuando está preparado el niño para empezar este proceso?

Como cada niño madura a un ritmo diferente, no podemos hablar de una edad exacta para quitar el pañal, pero la mayoría están listos alrededor de los 2 años.

Después del año y medio,algunos niños pueden empezar a darse cuenta de cuándo tienen sucio el pañal, y empiezan a tener su primer contacto con el orinal, siendo estas pautas el inicio en el control de esfínteres.

 EL PAPEL DE LOS PADRES

Debe ser considerada imprescindible la comunicación con los padres, tanto para la decisión de empezar con el proceso como para los pasos que se sigan durante el tiempo que dure el mismo. Esto facilitará que el niño afiance el hábito.

La participación de los padres radica en dar continuidad en la casa las pautas conjuntas que se decidieron con el docente, y que éste lleva en el aula.

RELACIÓN FAMILIA-ESCUELA

La familia representa el primer contexto social donde se desarolla el niño, por esto se considera el pilar básico de educación y socialización. Pero debemos tener en cuenta que la escuela comparte estas funciones, constituyendo junto con la familia los contextos educativos que más van a influir en los niños, por ello  resulta obvio que entre ambos deba existir una buena comunicación.

NORMAS DE CONVIVENCIA

Aunque por la edad de los niños que tendremos en el aula se podría considerar que el tratamiento de estes temas puede ser complejo, debemos destacar la existencia de valores que se formarán desde los primeros años para conseguir su interiorización y continuidad.

El mejor modo de trabajarlos es impregnando las experiencias que hacen los niños, e incluso creando situaciones que obliguen a su respuesta en colaboración, respeto a la naturaleza, de la no violencia, etc.

De modo concreto, este proyecto trabaja habilidades sociales y la autonomía personal en cada una de las unidades.

EDUCACIÓN PARA LA CONVIVENCIA

Los objetivos relacionados con la Educación para la convivencia, hacen referencia y se agrupan en cuatro ejes principales:

- El concepto de si mismo. Relacionado con el desarollo de la personalidad y la autoestima en el niño, aspectos que en este nivel estarán muy ligados a la valoración positiva o negativa que reciba de las personas de su entorno. Con afecto y comprensión ayudaremos a los niños a conocer sus posibilidades y limitaciones, superar las pequeñas frustraciones, asumir pequeñas responsabilidades ajustadas a su edad, etc.

- La convivencia. La escuela infantil dará nuevas oportunidades al niño para las relaciones sociales, que hasta el momento estaban limitadas al entorno familiar y muy vinculadas a sí mismo. Este paso no le resultará fácil, pues se encuentra con normas que deberá ir asumiendo progresivamente, unidas al respeto a los demás, a compartir, a la participación en el grupo, a la convivencia.

- Respeto a la diversidad. En cualquier momento y actividad en la escuela inculcaremos a los niños, con nuestro ejemplo, el respeto y la tolerancia hacia a los demás, evitando la discriminación por cualquier motivo.

- Los conflictos. No querer compartir o tratar de  apropiarse de un juguete o objeto, unido al egocentrismo propio de esta edad, son la fuente de conflictos más común en este nivel. Enseñamos a los niños como resolver situaciones conflictivas de modo pacífico, potenciando el diálogo y otros modos de expresión con el fin de llegar a la solución del problema.

EDUCACIÓN PARA LA IGUALDAD DE OPORTUNIDADES Y LA DIVERSIDAD CULTURAL

En un principio los niños reproducen acciones y comportamientos propios de uno y otro sexo, y será poco a poco cuando empezarán a cuestionarse la pertenencia a uno o otro grupo sexual. Esta identificación se basará principalmente en la observación e imitación de los modelos adultos y en como estos modelos actúen ante determinadas acciones de otros niños, orientando mediante sus aprobaciones o desaprobaciones estos comportamientos.

EDUCACIÓN PARA LA SALUD

Debemos considerar la salud como un estado de bienestar general físico, psíquico y social. De este modo, una buena Educación para la Salud tratará de desarollar hábitos y costumbres sanos que tengan como consecuencia una buena calidad de vida, y rechazará las pautas de comportamiento que no conducen a ella.

El nuevo campo de actuación en este nivel se centrará en los aspectos de alimentación y nutrición, educación sexual, actividad física, prevención de accidentes, educación vial, cuidados personales y salud mental.

EDUCACIÓN PARA EL RESPETO AL MEDIO NATURAL

Los primeros aprendizajes de los más pequeños están ligados a la exploración y conocimiento de su entorno inmediato. La familia y la escuela pueden orientar al niño desde este primer acercamiento al entorno, para que desarolle desde un principio actitudes de respeto, cuidado, valoración y modos de actuación a favor del medio.

Las actividades para el trabajo de los contenidos de Educación para el respeto al medio natural deberán potenciar el contacto directo con el medio, cuando sea posible, aunque no siempre supondrá salir del aula o del centro, pues también podemos llevar allí elementos del entorno como una planta, un animalito o un objeto concreto que nos interese, o a través de imágenes, personas (jardinero, barrendero,...) cuentos, etc.

El objetivo principal es poner al niño en contacto con su entorno y conozca las características más relevantes de algunos elementos que lo configuran y que aprenda a valorarlo y respetarlo, implicándose en su cuidado.

EDUCACIÓN DEL CONSUMIDOR

Con niños tan pequeños el tratamiento de este tema lo basaremos en actitudes como el cuidado del juguete y materiales, arreglo de aquellos que se estropeen o la elaboración de juguetes con materiales de deshecho, por parte del educador, para hacer comprender a los niños la necesidad de su cuidado y no malgastar comprando juguetes continuamente.

Se tendrá en cuenta la estrecha relación con los otros temas, como la Educación para la salud (consumo moderado de dulces) y la Educación para el respeto al medio (no malgastar agua).

Debemos destacar el papel de los adultos respeto a estos temas, pues son ellos los que con alguno de sus comportamientos pueden fomentar o no las actitudes consumistas.

INTELIGENCIAS MÚLTIPLES

Desde el inicio de la psicología se consideró que la inteligencia es un factor medible, innato y variable. Los tests psicométricos valoraban exclusivamente las capacidades lingüísticas y de razonamiento lógico, ya que eran estas habilidades las que únicamente se valoraban y eran importantes en la escuela, considerando a los más inteligentes como aquellos a los que se le daba bien la lengua y las matemáticas.

En los años ochenta se inicia una nueva visión en el modo de entender y estudiar la inteligencia. Psicólogos como Howard Bardner y sus colaboradores, definieron la inteligencia como la capacidad para resolver problemas. Esta concepción de la inteligencia, incluye que:

- Es variable, es decir, cambia y se desarolla en función de las experiencias que el individuo va adquiriendo.

- Es el resultado de la interacción continua entre factores biológicos y medioambientales.

- Es educable, se puede desarollar.

Gadner entiende la inteligencia como un conjunto de habilidades o capacidades cognitivas a las que denominó “inteligencias”, de ahí el nombre de “teoría de las inteligencias múltiples”. Esta teoría apuesta por un nuevo modelo de enseñar y aprender centrado en el alumno y en  el desarollo de las diferentes habilidades y estrategias mentales. Definio ocho clases de inteligencias:

- Lingüística.

- Musical.

- Cinético-corporal

- Lógico-matemática.

- Espacial

- Interpersonal

- Intrapersoal

- Naturista.

En el proyecto Colorín ( Dimensión Nubaris ) se tienen en cuenta la existencia probada de la diversidad de capacidades y estilos cognitivos, que están influenciados por numerosos factores (biológicos sociales, materiales, persoales, etc)

Localización

Pacífico Rodriguez, 6. CP: 36780, A Guarda, (Pontevedra)


Cómo llegar en transporte público:
Bus: Empresa ATSA (Vigo - A Guarda)

Contacta con nosotros

Contacta y resuelve las dúdas que tengas.

  •  telefono  Teléfono: 986 61 09 75 / (Fax) 986 61 09 03
  • mail icono 8727 96 Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.